Una barandilla cedió durante una asamblea de la que participaban unas 60 personas en el cuarto piso de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en Bolivia dejando como saldo fatal siete muertos.

Según el informe del diario local El Deber, tres murieron en el acto al caer, y los otros cuatro decesos se produjeron al ser trasladados de urgencia a un centro médico. El hecho ocurrido ayer martes 2 de marzo enluta a 11 familias , de las cuales cuatro son familiares de los heridos.

Resultaron víctimas fatales Raúl Cadena Choque, Genio Esteban Mamani, Saúl Yerko Mamani Soria, Daniel Junio Rodríguez, Anahí Chipana, Loida Soza Machaca y Tania Roque Choque. Los heridos, por su parte, son Limber Lucana Arcaya (19 años), Lino Iván Paredes Chambi (20), Carla Quispe Valdez (20) y Marisol Verástegui (27).

Se manejan datos de que un numeroso grupo de jóvenes estaba en una asamblea estudiantil que derivó en protestas y se registraron empujones que provocaron que la baranda cediera.

El comandante regional de la Policía de la ciudad de El Alto, Leonel Jiménez, confirmó los fallecimientos. La Fiscalía con la colaboración de la Policía y los directivos de la universidad ya inició las investigaciones para determinar las causas del accidente.

La Universidad Pública de El Alto se pronunció en un comunicado lamentando el “accidente fortuito” y señaló que el “hecho se encuentra en investigación por parte de la Policía Boliviana”

La realización de dicha asamblea fue muy cuestionada ya que fueron violadas las medidas de distanciamiento y bioseguridad por la pandemia, permitiendo la presencia de más de 60 estudiantes agolpados en un solo piso.

Circulan varios videos por las redes sociales donde se observa a los estudiantes amontonados protestando en los corredores que dan a un salón, donde se realizaba la asamblea, momentos antes de que una de las barandas cediera y los ocho jóvenes cayeran desde el cuarto piso.

Testigos del accidente afirman que en el edificio de la carrera de Administración de Empresas se realizaba una asamblea estudiantil en la que se discutían cuestiones financieras con las que hubo algunos desacuerdos que provocaron los reclamos de los estudiantes y se presentaron enfrentamientos.

El administrativo de la UPEA, Henry Huanca, en declaraciones a una radio local, señaló que hubo una “asamblea pese a que hay una resolución que prohíbe las asambleas”. Y entre los desacuerdos en la misma hubo protestas y empujones por los cuales se rompió la barandilla y cayeron siete compañeros.

Compartir en: