El titular de Ferrocarriles del Paraguay SA (Fepasa), explicó la situación de los trabajadores que este jueves amenazaron con un paro total de sus actividades. Indicó que existe una deuda por parte del Estado y esperan llegar a un acuerdo.

En entrevista con Radio Ñandutí, Lauro Ramírez, presidente de Fepasa, sostuvo que hasta marzo del año pasado, la institución tenía el ingreso económico a través del cruce fronterizo entre Encarnación y Posadas.

“Por la pandemia se nos cortó el único ingreso que teníamos”, lamentó Ramírez.

Asimismo, dijo que existe una deuda pendiente por parte del Estado en concepto de indemnización por expropiaciones.

Subrayó que espera poder llegar a un acuerdo y así cumplir con los trabajadores que anunciaron el paro de actividades debido a la deuda laboral existente y la falta de pago de los aportes de IPS descontados en su momento con atraso desde marzo del 2019.

“Nosotros no tenemos que estar pensando solamente en esto, sino mirar para adelantar y trabajar en los proyectos que están en camino como el de tren de cercanías y otras iniciativas privadas”, refirió Ramírez.

Por otra parte, expresó que actualmente a cargo de FEPASA están 44 estaciones que deben ser mantenidas por ser consideradas como “Patrimonios”.

“No hay trenes funcionando, eso no significa que no estemos trabajando para que los trenes vuelvan al Paraguay”, enfatizó. Fente: HOY

Compartir en: