La Salud pública se encuentra en terapia intensiva. Así lo demuestran día a día familiares de pacientes internados en el Ineram que deben hacer rifas y adhesiones para solventar los millonarios gastos.

Familiares de pacientes de COVID-19 encaran al Viceministro de Salud, Dr. Julio Rolón, durante su visita y recorrido en las instalaciones del Ineram, aseguran que tienen gastos millonarios porque no hay medicamentos en el instituto.

Una mujer, pariente de un internado, en su descargo pidió “nada de licitaciones paupérrimas, nada de licitaciones mal formadas, queremos medicamentos doctor” aseguró que están gastando mas de 60 millones de guaraníes, hacen rifas y son ayudados por amigos, no hay medicamentos “los medicamentos se están vendiendo en las calles Viceministro” “se están vendiendo medicamentos de IPS que se roban todos los días” “se están vendiendo medicamentos de uso exclusivo de estos lugares”

Pidió también a todos los paraguayos unirse a la lucha para el reclamo de los medicamentos, lamentando la falta de los mismos en un lugar de referencia nacional y que si así están en dicho lugar no quiere imaginar lo que sería en el interior.

Otra mujer aportó que a veces deben recurrir a la corrupción imperante corriendo a adquirir medicamentos para sus parientes de los que venden en la calle de manera clandestina si tienen suerte consiguen 10 ampollas, afirma que necesita 40 ampollas de Atracurio por día, su gasto aproximado es de 3 millones por día, sin contar las otras infinidades de medicamentos que necesitan a diario, también añadió que no tienen ayuda económica y que mucho pasa por los intereses políticos.

El Viceministro, Dr. Rolón, por su parte pidió disculpas y remarcó que tiene la intención de resarcir económicamente a los familiares de los pacientes que hasta hoy en día están haciendo lo imposible para salvar la vida de su gente. Sostuvo que el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social está distribuyendo en el centro asistencial y otros servicios respiratorios, ampollas de Atracurio y Midazolam, que son los medicamentos de “gran impacto pero de mucha carencia”,  por la cantidad que se requiere para cada paciente.

Una de las licenciadas presentes le sugirió que haga caso a la gente y que ya no sean cómplices de corruptos.” Hay chicas que quisieron prostituirse, otra señora que quiere vender su casa debido a la desesperación que viven día a día” “vamos a vender nosotros nuestro vehículo, pero a ellos vamos a darle su medicamento, acá nadie viene a hacer política, para nosotros el dinero no es nada, el dinero no compra la salud” agregó.

Otra licenciada manifestó que tiene su madre internada y que su hija, su hijo de 5 años y su hermana docente también estuvieron luchando contra el coronavirus, pidió a todos los familiares de fallecidos por el COVID-19 presenten sus facturas para demostrar que lo que ellos están haciendo es una lucha digna y no por buscar protagonismo, aseguró que hay familias que vendieron todo y no aguantaron dos días y tuvieron que renunciar a sus seres queridos para luego retirar los cuerpos en bolsa negra. Pido a los padres de familia “no dejen que sus hijos vayan a la escuela, es mejor perder un año de clases que perder a su ser querido toda la vida, porque nuestros docentes también tienen familia y también tienen enfermedad de base, nuestro lugar de educación no está en condiciones de recibir a los chicos“.

“Nuestro trabajo es social y no negamos que existe déficit pero estamos tratando de encontrar una solución. Somos gente de experiencia hemos pasado por las guardias y sabemos lo que se pasa, son dificultades históricas que quien sabe hace cuanto tiempo se está viviendo en el sistema de salud”, manifestó el viceministro de Salud.

FUENTE: ABC

El re

Compartir en: