La pandemia le dejó sin poder enseñar, él no quiso quedarse de brazos cruzados.

Más de veinte años en aulas, dejaron en Osvaldo Morais el don de hablar y ganarse a su público. Pero el distanciamiento social a causa de la pandemia obligó al brasileño de 59 años dejar los libros y alejarse de las clases de inglés y portugués en Universidades y colegios, que siempre fueron el sustento de su familia.

Salvando alguna que otra cátedra en línea pasó varios meses al principio de la pandemia, pero él no podía quedarse esperando y decidió elaborar y vender bollos, evitando el ocio.

“Enseñé en universidades privadas de Hernandarias y Ciudad del Este, también estuve cinco años en la escuela de arte de Ciudad del Este, es una escuela profesional para tecnicatura”, contó el docente a Diario EXTRA.

Las ventas las hace a pie en los alrededores de su casa, en el barrio Las Américas, para llegar a más gente. “En mis tiempos libres me dedico a vender bollos. Vendo más por el Área 6 y el centro de Hernandarias, no me voy hacia Ciudad del Este”, señaló.

Él radica en nuestro suelo guaraní desde el año 1986. “Soy un paraguayo más, me encanta este país. Hay mucha seguridad a diferencia de mi país. Allá salís para trabajar y no sabes si vas a regresar vivo”, afirmó emocionado.

Para cualquier contacto o pedido comunicarse al 0992370307.

Fuente: Diario EXTRA

Compartir en: