Insumos básicos y medicamentos costosos no están siendo proveídos a pacientes con cáncer del Hospital Nacional de Itauguá y cada día se complica la situación de muchas pacientes que llegan desde el interior solo en el pasaje y para cada sesión deben gastar mínimo G. 1.000.000.

Las pacientes oncológicas del Hospital Nacional de Itauguá que realizan los ciclos de quimioterapia deben comprar hasta Omeprazol, Dexametasona y Ondansetrón porque en la farmacia interna les dicen que no hay y esto complica la situación de muchas que para cada sesión llegan desde el interior del país solo con el pasaje.

Y esto es solo lo básico que deben comprar para la preparación antes de iniciar la quimioterapia además de otros insumos para la colocación de la vía.

Tampoco se les provee Anastrozol (que detiene el crecimiento de las células cancerosas) que tiene un costo aproximado de G. 350.000, y el antibiótico Ciclofosfamida que puede encontrarse en el mercado a G. 500.000, todo para completar un buen tratamiento.

Debido a que no tienen la posibilidad de cubrir los cuantiosos gastos, apelan a la solidaridad de las personas para que les donen estos medicamentos y puedan realizar en forma adecuada sus sesiones.

“Estamos pidiendo donaciones como siempre y seguimos igual, seguimos fuera de la institución y el resto del tratamiento hacemos acá (Hospital Nacional de Itauguá) y parte de Oncología en el San Pablo”, explicó María Estela Galeano, paciente e integrante de la Asociación de Pacientes con Cáncer de Mama y Familiares del Hospital Nacional de Itauguá (Apacfa HNI).

Galeano afirmó que hay mujeres que no están haciendo sus tratamientos como se debe porque no tienen ya ni qué vender para poder comprar lo que no hay en el hospital y otras que directamente interrumpen sus sesiones.

Lamentó que a un año de la haberles dejado sin lugar para tratarse debidamente, las pacientes siguen deambulando por los servicios para completar las consultas, estudios y sesiones de quimioterapia.

Las pacientes exigen que los tratamientos contra el cáncer también sean prioridad en medio de la pandemia porque el cáncer no espera y no deben suspender sus ciclos de quimioterapia sin embargo, muchas que recurren a amparos para conseguir los medicamentos tampoco reciben respuestas rápidas y hace dos meses que no se compran fármacos en falta.

“Hoy hace un año que el gobierno tomaba medidas sanitarias contra el Covid. Hoy hace un año que las pacientes con cáncer fuimos desalojadas de nuestro bloque dentro del HNI sin antes ser reubicadas en otro sector. ¿Que cambio? Nada, aún deambulamos por los hospitales”, afirmó Galeano.

FUENTE: DIARIO HOY

Compartir en: