Mientras los liberales demoran la presentación del libelo, el cartismo gana tiempo para calmar las aguas. Con ese fin, los diputados de la ANR dejaron sin cuórum la sesión para no hablar de la crisis.

La definición está en manos de Honor Colorado y su bancada lo reconoce muy bien, como lo expresaba el cartista Fernando Ortellado al informar que entraban a una vigilia permanente para analizar la crisis instalada en el país. “La bancada de HC decide”, señaló el diputado, con referencia al pedido de juicio político al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y al vicepresidente Hugo Velázquez, encabezado por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y apoyado por todos los sectores de la oposición.

En ese lineamiento de acción, los diputados colorados recurrieron a la falta de cuórum ayer, en dos ocasiones, para evitar cualquier debate sobre la crisis política que brinde discursos para motivar que los ánimos de la ciudadanía movilizada se eleven, mientras se toman el tiempo para exponer una postura. La primera, fue al inicio de la sesión ordinaria, que debió ser levantada. Con ello, se evita la etapa de oradores, en la que los diputados suelen hacer denuncias. El presidente de la Cámara Baja, Pedro Alliana, convocó entonces a una extraordinaria que, por regla, tiene temas fijos y no pueden incluirse asuntos que no estén en el orden del día.

Sin embargo, la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN), Kattya González, leyendo el reglamento, pidió un debate libre sobre la crisis que motiva las movilizaciones ciudadanas hace seis días.

Destacó la falta de insumos, medicamentos y vacunas, pese a los recursos liberados y, por otro lado, resaltó que la ciudadanía perdió confianza en el Ejecutivo por la falta de respuestas y por eso exige el juicio político a Abdo y Velázquez.

Insistió en que como diputados no pueden seguir indiferentes, callados ni tibios. Entonces fue cuando, primero, la bancada de Colorado Añetete, oficialista, comenzó a retirarse. “No quieren debatir y eso es importante que la gente sepa. No es un derecho retirarse en este momento”, reclamó González.

Posteriormente, los demás colorados, en mayoría, abandonaron la sala y la conexión virtual, dejando sin cuórum la sesión con tres proyectos pendientes de tratar. “No quieren escuchar, se retiran porque no tienen cara para quedarse a escuchar lo que vamos a decir. Avergonzados se retiran del Gobierno inepto que nos enchufaron”, exclamó la diputada liberal Celeste Amarilla.

Por su parte, el diputado del Partido Patria Querida (PPQ) Sebastián Villarejo criticó la falta de apertura del Partido Colorado y apuntó a Abdo.

“Este es el problema del partido de gobierno, se aísla y quieren hablar solo entre ellos, el presidente de la República hasta hoy no ha hablado de frente al pueblo paraguayo, solo ha hablado escondido en sus jardines a quienes representan y en su mayoría detentan el sistema clientelista y prebendario que tenemos que destruir. Y es lo mismo que ocurre hoy, escuchan solo a gente de un solo color y el Paraguay tiene tres colores, no podemos transformar el país si no nos escuchamos, como primer paso. Este tipo de actitudes confirman la crisis”, aseveró.

El también liberal Celso Kennedy indicó que este Gobierno prometió una reforma del Estado y con eso durmió a la gente. “Se despierta la ciudadanía y corren para no enfrentar”, añadió.

Diputados liberales anunciaron que presentarán la próxima semana el libelo acusatorio y, para que sea aprobado, se necesitan 53 votos. Se tienen 37. Sin la bancada cartista, de 22 miembros, no tendrá éxito.
El presidente hasta hoy no ha hablado de frente al pueblo paraguayo, solo ha hablado escondido en sus jardines.
Sebastián Villarejo,
diputado del PPQ.

Avergonzados se retiran del Gobierno inepto que nos enchufaron, porque no quieren escuchar.
Celeste Amarilla,
diputada del PLRA.

Los colorados no quieren debatir sobre la crisis sanitaria, la falta de medicamentos y sobre el juicio político.
Kattya González,
diputada del PEN. Fuente: Ultima Hora

Compartir en: