El bebito estuvo internado por tres meses en un hospital de Ciudad del Este, murió tres días después de su alta.

En un pequeño cajoncito familiares de un bebito despedían su cuerpo mortal. Con apenas tres meses de vida, la criaturita falleció tres días después de haber sido dado de alta, luego de haber estado internado en el hospital por un largo mes. Pero fue una llamada a la comisaría cuarta del barrio Pablo Rojas de Ciudad del Este, alertó a los uniformados sobre el velorio del bebito de apenas tres meses en el asentamiento San Marcos de esa ciudad.

Los padres del bebito, ambos de 22 años, comentaron a los policías que estuvo internado en el hospital Los Ángeles pero fue dado de alta el lunes 26 y falleció ayer. El hecho fue comunicado al fiscal de turno Edgar Benítez, quien ordenó el trasladado del cuerpito a la morgue judicial para su inspección.

“Se hizo para descartar si hubo violación del deber del cuidado por parte de los padres o negligencia de los tratantes”, dijo a EXTRA el representante del Ministerio Público. Mencionó que se solicitó a los responsables del hospital los antecedentes de la causa de internación, pues según los datos recogidos había sido internado por problemas respiratorios y pulmonares.

La médica forense Raquel Cáceres extrajo del cuerpito algunas muestras para la elaboración de varios análisis que podrían ayudar a determinar cuál fue la causa exacta de la muerte del bebé. En el hecho intervino además la Codeni local, de acuerdo al informe de la comisaría jurisdiccional. Fuente: EXTRA

Compartir en: