BAGDAD. Las autoridades iraquíes han intensificado las medidas de seguridad para asegurar que la visita del papa Francisco.

Miles de efectivos de seguridad del Ministerio de Interior y de Defensa, así
como de Inteligencia y Seguridad Nacional se han desplegado ya en todos los lugares a los que el papa va a acudir, así como en las rutas por las que pasará y sus alrededores para que no haya ninguna brecha de seguridad que pueda enturbiar la visita, indicó hoy a Efe una fuente del Ministerio de Interior iraquí, que pidió el anonimato.

La comandancia de Operaciones Conjuntas iraquí se ha coordinado también con las autoridades de la región del Kurdistán iraquí para tratar este “acontecimiento histórico” al máximo nivel en cuanto a medidas de seguridad, apuntó la fuente.

Asimismo, aseveró que habrá operaciones de vigilancia durante las 24 horas del día por aviones no tripulados en todos los lugares en los que el papa estará en su primer viaje apostólico desde el inicio de la pandemia del coronavirus.
Antes del desplazamiento, el pontífice argentino, que visitará la capital
Bagdad, Mosul, Erbil, Qaraqosh y Ur de los Caldeos, pidió oraciones para que “este viaje pueda ir bien” y se “haga de la mejor manera”.
Con los preparativos de seguridad ya terminados y con refuerzos adicionales en las provincias de Di Qar, donde ha habido violentas protestas en las últimas semanas, y en Nínive, cuya capital es Mosul y que fue la capital de facto del grupo yihadista Estado Islámico (EI) desde 2014 a 2017, Irak ha agradecido en los últimos días la visita del papa a un país devastado por la guerra y las múltiples crisis.
“Nosotros, el pueblo iraquí y el Gobierno, estamos esperando darle la
bienvenida a su Santidad el papa Francisco. Mesopotamia ha sido y siempre
será un encuentro histórico para los valores humanos comunes. Bienvenido, @Pontifex, a la tierra de Sumeria, Babilonia, Asiria y la tierra de los Profetas y civilizaciones”, tuiteó anoche el primer ministro iraquí, Mustafá al Kazemi.
La capital Bagdad ha aprovechado la visita del pontífice para pintar los muros de algunas de sus calles y adornar las iglesias con imágenes y banderas del papa, informó la agencia oficial de noticias iraquí INA.
Uno de los objetivos principales del viaje del papa es recordar al pueblo
cristiano que tuvo que huir por la persecución del EI en Irak y saludar a
aquellos que permanecen en el país.
Entre los lugares que visitará el papa en estos tres días figura Ur, donde nació Abraham, profeta de las tres grandes religiones monoteístas, y donde Francisco celebrará un encuentro interreligioso.
Además, el pontífice se reunirá mañana, sábado, con el gran ayatolá Ali al
Sistani, uno de los principales líderes de los chiíes en todo el mundo, en un
encuentro de enorme trascendencia para el diálogo entre religiones.
La cuestión de seguridad en todos estos lugares está en el punto de mira por los diferentes ataques que ha habido por parte de grupos contra instalaciones vitales en el país, incluidos aeropuertos y bases aéreas.

FUENTE: ABC

Compartir en: