Los productos elaborados industrialmente también contienen sodio en exceso, como el caso de las aceitunas, frutas y verduras en conserva, embutidos, mayonesas y demás condimentos.

El consumo de sal tiene sus consecuencias y las más comunes son la elevación de la presión arterial y los problemas renales. El 45% de la población tiene hipertensión arterial, que es también un factor de riesgo para otras enfermedades, como las cardiopatías: infarto del miocardio y accidente cerebrovascular (derrame).

La prevención se inicia con la reducción de su ingesta, con una alimentación saludable y un peso corporal adecuado además evitando el consumo nocivo de alcohol y tabaco sin olvidar la importancia de una rutina de actividad física.

Entre las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para disminuir el consumo de sal es cocinar con la menor cantidad de sal agregada, consumir alimentos frescos y en el caso de incluir productos procesados, elegir aquellos con menor cantidad de sodio.

Una vez servido el plato en la mesa no se debe agregar sal además de elegir alimentos bajos en sodio con información clara para tomar la decisión de compra.

¿Qué contiene la sal?

La sal común o de mesa está compuesta por cloruro de sodio (NaCl) en una concentración de 60% de cloro y 40% de sodio y es el condimento más utilizado, diariamente, a nivel mundial. Históricamente, fue valorada por sus múltiples propiedades como resaltar el sabor de las comidas y conservarlas.

La principal fuente de obtención de sodio es la dieta a través de la ingesta de los alimentos, donde se encuentra presente en mayor o menor medida de forma natural o añadida durante el procesamiento.

Los productos elaborados industrialmente también contienen sodio en exceso, como el caso de las aceitunas, frutas y verduras en conserva, embutidos, mayonesas y demás condimentos.

La mayor parte del sodio en el organismo humano se encuentra en el líquido extracelular y es importante en el control de la presión arterial, porque mediante el sodio y el potasio los riñones eliminan el exceso de líquidos en sangre.

Así también, participa en el equilibrio de electrolitos y participa en la generación y transmisión de impulsos nerviosos.

FUENTE: DIARIO HOY

Compartir en: